Cómo ser la persona más afortunada del mundo

Soy un tipo realmente afortunado, muy afortunado diría yo. Lo sé, esto provocará envidias (espero que sean sanas) entre vosotros. Pero la vida es así, la fortuna me rodea, toca mi puerta prácticamente todos los días. Por eso, siempre me veis feliz y con una gran sonrisa. Pero no puedo ser plenamente feliz, si vosotros no lo sois también. Por eso, hoy quiero compartir mi fuente de la fortuna con vosotros, para intentar conseguir que vosotros también seáis muy afortunados, como yo.

Abro mi correo electrónico y no pasa un día sin que la fortuna me sonría, recibo diariamente mensajes que me lo recuerdan constantemente. Recibo correos avisándome de que  me ha tocado en un sorteo (en el que no participé) un Iphone o un Samsung, siempre del último modelo. También he sido el feliz agraciado de viajes a los lugares más exóticos del planeta, con todos los gastos pagados, todo VIP y Luxe, como yo me merezco, claro está. Incluso he recibido la notificación formal, en varias ocasiones, de ser el receptor de un vehículo de alta gama. Claro que podréis pensar que todo esto son temas puramente materiales, pero esta situación va más allá, de verdad, os lo puedo asegurar.

También recibo frecuentemente correos de chicas espectaculares de mi zona que quieren conocerme. Mi gran modestia (ya sabeis como soy, ¡que te voy a contar!) me impide responder sus cariñosos mensajes, no tengo tiempo en mi agenda para atenderlas como, seguramente, merecen. Otras veces me dicen que si quiero que me envíen esas fotos picantonas y ligeras de ropa que nos hicimos en nuestro último viaje a las Maldivas, a las Bahamas o Hawai. A estas chicas no les contesto, más que nada por que me da vergüenza ¡Si no recuerdo ese viaje! ¿Qué les respondería cuando me digan te acuerdas de esta playa o aquella cena? Además de no recordar esos fantásticos momentos, ¿Cómo he conseguido ir y volver sin problemas, con el pasaporte caducado, a todos esos viajes, de los que tienen fotos “picantonas” conmigo?

Si es que soy un tipo, realmente afortunado, pero no por nada de lo que me podrían regalar o que podría conseguir con esos correos electrónicos, no, nada de eso. Tengo mucha fortuna, porque vivo rodeado de una familia maravillosa y de los mejores amigos (aunque no siempre esten cerca, si son mis amigos, siempre estan conmigo). Gracias a todos ellos, no necesito un móvil de última generación, coches de altísima gama, viajes exóticos o “compañías agradecidas”. Tengo más de lo que pudiera necesitar o desear, por poder contar con todos ellos en mi círculo de allegados. Si quieres ser tan afortunado como yo, valora como se merecen a las personas que siempre están a tu lado apoyándote.

Quisiera utilizar este texto me para dar las gracias a todos los que me hacen sentir, posiblemente, el hombre más afortunado del mundo.

Como siempre, desearos lo mejor, nos vemos pronto.

 

PD: Una vez terminado el tono de broma, me da mucha pena pensar que si nadie contestara a esos correos , no volverian a perder tiempo y dinero en mandarlos de nuevo. Si continuan con “su juego” es por que alguien cae en él. Espero que no tarde en llegar el dia que solo recibamos correos de trabajo, o de amistad.

CfWCimUUIAA9Xx2

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s