¡Cosas de la vida!

Lo primero es pedir perdón. Han pasado unos días desde la última publicación. Cuando la vida te atrapa y te exige atención a unas prioridades, debes olvidar, aunque sea momentáneamente, otras cosas. Por unos días he tenido que aparcar el blog, mi tercer libro, y otras cosas.

La vida te golpea a veces, sin tú esperarlo. Algo que pensabas que era eterno, o que nunca te abandonaría, de un día para otro, desaparece. ¿Que os voy a contar? Todos hemos recibido un máster en este tema con el COVID19. Y, precisamente, uno de los coletazos consecuencia del puñetero virus me ha golpeado en la cara por sorpresa. Sin ver venir el golpe, derrumbando una de esas certezas que imaginaba inamovible, con fuertes cimientos, pillándome por sorpresa y dejándome un poco huérfano de futuro. Ahora toca intentar recomponerme, poner buen semblante a la vida y buscar el mejor camino que nos lleve hacia delante. Hay que levantarse rápido y volver a caminar, porque este no es un viaje que realizo sólo, llevo gente de la mano, mi gente, y no puedo dejar que se paralicen conmigo. Hay que seguir avanzando, mejorando, buscando nuestras metas, pero sobre todo, intentando que los que caminan contigo por la vida, consigan las suyas, que siempre son y serán las prioritarias.

Buscaré algo nuevo, seguiré dando la tabarra por aquí, continuaré escribiendo mi nuevo libro y buscando la manera de conseguir publicarlo, pero sobre todo, seguiré envejeciendo, malamente, para continuar dando batalla a lo que se cruce en el camino.

1 Comment

Responder a Gottfried Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s